Casa rural Mallorca. Blog

Diez lugares mágicos de Mallorca. Naturaleza

Mallorca es conocida por sus playas y núcleos turísticos como el Arenal y Magaluf, pero cada vez hay más gente que esta descubriendo nuevas maravillas. Algunas aparecen en las guías turísticas pero otras son grandes desconocidas.

 

  1. Ses Fonts Ufanes. Campanet

Una de las grandes maravillas naturales de Mallorca, aunque solo se puede ver en su máximo esplendor en temporada de lluvias, pero si visitas Mallorca en otoño o primavera podrás disfrutar de uno de los parajes hidrológicos más espectaculares de Europa. Situadas en la finca pública de Gabellí Petit, tienen un fácil acceso desde la autopista de Palma a Alcudia en la salida de la ermita de San Miguel.

  1. Barranc de Biniaraix. Sòller

Uno de los barrancos más espectaculares de la isla, con hermosos saltos de agua, situado en las laderas del Puig de l’Ofre de más de 1000 metros de altura. Situada en plena ruta de la piedra en seco, discurre por una zona declarada patrimonio natural de la humanidad. Desde tiempos inmemoriales, el camino del barranco de Biniaraix ha constituido la vía principal de comunicación del valle de Sóller con los valles del Ofre, Cúber, Orient o el monasterio de Lluc.

Empezamos este itinerario en el pueblo de Biniaraix. Desde la pequeña plaza del pueblo, frente a la iglesia, cogemos la calle de Sant Josep y en la esquina de Cas Don giramos a la derecha. Antes de abandonar Biniaraix podemos visitar los típicos lavaderos y la font d’en Det. En esta calle veremos dos caminos. El de la izquierda, asfaltado y ascendente, es el camino viejo de Monnàber.

  1. Cueva de sa Gleda. Manacor

Se trata de una de las mayores Cuevas del mundo con más de 13 kilómetros de cavidades laberínticas, aunque para recorrer la cueva se necesita equipamiento y experiencia en espeleología, vale la pena ver la cavidad de entrada que recuerda a los cenotes de Méjico.

El acceso esta restringido y hay que pedir permiso a la Conselleria de Medi ambient de Mallorca.

  1. Torrent de Pareis, Escorca

Esta es más conocida para el público que las anteriores, pero no podemos dejarla fuera de la lista, se trata de una espectacular garganta situada en el norte de la isla, que desemboca en Sa Calobra, una de las calas más bonitas de la isla. Para realizar su trayecto completo desde el restaurante d’Escorca, hay que ir equipados con botas de montaña y estar en buena forma física, y no es recomendable hacerlo en época de lluvias.

  1. Playa de es Trenc. Campos

Es una de las playas más conocidas de Mallorca, y la playa virgen de mayor extensión de la isla, y que conserva su sistema dunar prácticamente intacto, por lo que nos ayuda a imaginar como eran playas como la de Palma antes de que se urbanizarán, tiene varios parkings de fácil acceso, también podéis acceder desde Ses Covetes o Ses Salines. Es conocida por sus aguas cristalinas que recuerdan a las playas paradisiacas del pacífico.

  1. S’Arenalet d’Aubarca. Artà

De una de las playas más conocidas a una joya desconocida, situada al nordeste de la isla, en pleno parque natural de la Serra de Llevant, en Artà.

El accesos a la playa se puede hacer a pie a través de diversos itinerarios: desde se ‘Alquería Vella por el camino dels Presos y siguiendo después el del camino d’en Mondoi o el camino de S’Esquena Llarga, o bien desde Cala Torta o Cala Mitjana por el camino dels Carabiners, que transcurre paralelo a la costa. La duración aproximada de estos itinerarios es de 2 horas.

Cuenta con un refugio que se puede reservar en el teléfono 971 177 652.

 

  1. Playa de Es caracol. Ses Salines.

La playa situada más al sur de la isla, podemos acceder a ella desde el Faro del Cap Salines, se encuentra a solo 1,5 kilómetros del faro.

Es Caragol tiene arena blanca, dunas que se extienden más de un kilómetro tierra adentro, una afluencia baja de bañistas y delimita con el islote de Can Curt al oeste y sa Punta Negra al este.

 

  1. Sa Foradada. Deia

Situada en la costa de la Serra de Tramuntana, en el norte de Mallorca, esta península recibe su nombre, del gran agujero que hay en su extremo, na Foradada, significa la agujereada.

Es famosa por su hermosa panorámica que se ve desde el mirador de Son Marroig, finca que antiguamente perteneció al archiduque Luis Salvador de Austria, donde a la hora de la puesta del sol se reúne gente a admirar una visión que resulta sobrecogedora, seguramente una de las puestas de sol más espectaculares de todo el mundo.

 

  1. Coves dels Hams y del Drach. Manacor

Aunque dudaba si incluir estas dos maravillosas cuevas, ya que son muy conocidas, he decidido incluirlas, ya que se trata de dos maravillas naturales. La cueva del Drach es la más extensa y famosa, pero las formaciones que podemos encontrar en la cueva dels Hams son las más bellas que he visto. Ambas se encuentran en Portocristo, Manacor y pueden visitarse previo pago de una entrada de unos 20 euros.

 

  1. Parque natural de La Albufera de Mallorca.

Menos conocida que la albufera de Valencia, pero no menos bella, se trata de la mayor zona húmeda de las islas, es una laguna separada del mar por un cordón de dunas. Desde 1987 es zona de especial protección para las aves, y en 1988 fue declarada parque natural, en ella podemos encontrar un gran número de plantas y animales, de los que destacamos las más de 300 especies de aves diferentes que se pueden encontrar en el parque, en invierno se superan las 10000 aves, patos, cercetas, garzas,…